Centro autorizado por la Consejería de Sanidad.
Inscrito en el registro con el nº CS 12894
Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid
Contacte con Tratamiento Toc
Por teléfono: 91 002 32 82 / 661 556 495
Por e-mail: info@tengotoc.es
Estás en > > Obsesiones de una afectada de TOC al ser madre..

Obsesiones de una afectada de TOC al ser madre.

Obsesiones con la seguridad del niño, hacerle daño, ser mala madre. Muchos pensamientos intrusivos asociados al TOC y la maternidad

La búsqueda de un embarazo, la gestación y la maternidad son situaciones nuevas, imprevisibles e incontrolables. Una etapa en la que las novedades, incertidumbres, felicidades y angustias están a la orden del día. Esto supone estrés a la máxima potencia para cualquier mujer y para muchos hombres.

Un evento tan feliz como es la maternidad genera siempre estrés a cualquier madre por la necesidad de adaptación a esta nueva etapa de la vida. En el caso de una mamá que sufre TOC este cambio y las dificultades que conlleva, tales como no saber cómo manejarse con el bebé, sensación de incompetencia o culpa por posibles errores, irritabilidad, ansiedad, miedos, temores, falta de sueño, cansancio suelen ser precursores de un brote de intrusiones y compulsiones.

Estos episodios se vuelven especialmente dolorosos si además de las intrusiones tienen que ver con la seguridad del bebe. Estas intrusiones parecen aberrantes y generan gran malestar y sentimiento de culpa. Debes saber que en ningún caso significan que seas una mala madre; muy al contrario significan que al ser tu bebe lo que más te importa en el mundo, todos tus pensamientos, hasta los intrusivos, giran en torno a tu hijo y es la intensidad del estrés emocional lo que hace que te sientas así.

No lo sufras sola, busca ayuda profesional y pide apoyo y ayuda a tu entorno con el cuidado del bebe, si aprendes a entender qué te ocurre y porqué podrás liberarte de tu malestar y disfrutar plenamente de la experiencia de la maternidad.

Palabras Clave:

adaptación, sensación, gestación, incontrolables, búsqueda, incertidumbres, porqué, podrás, ningún, máxima, irritabilidad, estrés, intrusiones, ,

Preguntas frecuentes

Tengo mucho sentimiento de culpa porque creo que mi hijo lo ha heredado de mí

El desarrollo del TOC tiene que ver con varios factores, el componente genético por sí solo no es suficiente. Por tanto, ese sentimiento de culpa no te ayuda ni a ti ni a tu hijo y lo prioritario es ponerle en tratamiento profesional cuanto antes para que pueda tener una vida normalizada. No hay que buscar culpables sino soluciones.

Debe saber el entorno familiar y escolar que mi hijo/a tiene TOC?

Eso es una decisión muy personal. En muchas ocasiones el hecho de que el entorno familiar o el colegio lo conozcan sirve de excusa o justificación para realizar las compulsiones. Al ser algo conocido su hijo no tendrá la necesidad de seguir ocultándolo y no opondrá resistencia a las compulsiones; seguramente incluso pida la complicidad de los demás. Tener el TOC tampoco es motivo de vergüenza, no hay que tener miedo a lo piensen los demás, si decide contarlo debe ser con el objetivo de hacerles partícipes de los criterios a seguir para favorecer el éxito terapéutico, nunca para que se hagan cómplices del TOC. Espero que vaya bien.

Me surgen dudas sobre si tendría que contarle al profesor que mi hijo tiene TOC

Es conveniente que su profesor conozca la situación porque eso facilitará el entendimiento de determinadas situaciones que pueden producirse en clase. Además, al conocer el problema, puede colaborar en reforzar conductas que sean contrarias al TOC e incluso te puede proporcionar información valiosa para su tratamiento.

Mi hijo cada vez se aísla más en el colegio ¿tengo que obligarle a relacionarse?

Esta situación es consecuencia de su TOC y efectivamente suelen evitar las relaciones sociales porque les producen mucha ansiedad. En mi opinión, más que obligarle a relacionarse trataría de fomentar actividades que puedan motivarle y donde además podrá conocer otros chic@s con sus mismos intereses que puedan favorecer las relaciones sociales.

Mi hijo es demasiado ordenado, tiene manías, se empeña en dejar las cosas de cierta manera colocadas, hacer ciertas cosas de la misma manera siempre, es rígido, se resiste a los cambios y si son inevitables le ponen nervioso. No sé si tiene TOC, ¿que puedo hacer?

Por lo que dices, tu hijo no tiene por qué tener TOC, pero sí describes varios rasgos de una personalidad que con frecuencia podría evolucionar en un TOC. El orden excesivo, el tener que hacer las cosas siempre de la misma forma sin variaciones, la rigidez, son cosas que a veces pueden evolucionar en rituales y en un TOC, si bien otras veces no tiene por qué. Lo importante es fijarte en la medida en que tu hijo se ve impedido por este tipo de cosas que cuentas, si le genera dificultades en su vida cotidiana y si sufre. Si te preocupa, visita a un psicólogo valore si hay un TOC y es necesaria una intervención, o no.

Mi hijo tiene repite mucho ciertas conductas y hace rituales al acostarse, ¿es eso TOC?

En la infancia es normal que los juegos tengan un carácter repetitivo (por ejemplo no pisar las juntas de las baldosas, contar coches…), incluso los niños realizan ciertas actividades diarias como si fueran un ritual; eso es normal, les aporta seguridad. Estos rituales son vividos por los niños como una experiencia lúdica, les resultan placenteros, su interrupción no acarrea consecuencias negativas y por tanto no genera ansiedad. Los rituales obsesivos-compulsivos tienen como objetivo impedir que suceda algo malo o evitar un sentimiento negativo, van acompañados de ansiedad y su interrupción provoca irritabilidad en los niños, además interfieren en el funcionamiento corriente del niño y son percibidos como perturbadores por parte de los padres y de los profesores.

Mi hijo tiene TOC, se lava las manos constantemente. Nosotros como padres intentamos que no lo haga, pero nos manifiesta tanto sufrimiento si no lo hace que se lo acabamos permitiendo ante el temor de que se ponga peor con la ansiedad. No sabemos cómo actuar, ¿qué podemos hacer?

Efectivamente su hijo tiene TOC, y tenéis que tener claro que vosotros como padres no vais a poder resolverle el problema, ya que tiene un funcionamiento psicológico muy preciso que tendrá que tratar con un profesional. El TOC en un niño o en cualquier persona, puede causar mucha frustración a la familia o a las personas que están alrededor del afectado, que se esfuerzan por ayudarle, normalmente sin éxito, con la consecuente sensación de impotencia general que puede afectar a todos. Si ya le habéis intentado ayudar y veis que no podéis, no insistáis, pedir ayuda, acudid a un profesional.

Mi pareja y yo estamos pensando en tener un hijo; Me preocupa que pueda heredar el TOC y que sufra tanto como yo en un futuro.

El TOC no se hereda tal cual. Hay un componente biológico de vulnerabilidad que puede heredarse, pero eso no significa que tu hijo vaya adesarrollar este trastorno. Es decir, que exista un componente biológico no determina que se vaya a sufrir TOC en el futuro. Para que eso suceda tienen que darse determinadas variables de manera conjunta. Este trastorno se construye y desarrolla en función de más variables. Una de ellas tiene que ver con el ambiente y la educación, si tu pareja y tu hacéis un buen trabajo de psico-educación con un profesional podréis transmitir a vuestro hijo las habilidades adecuadas para enfrentarse al mundo sin ansiedad y sin TOC. En mi experiencia profesional con estos pacientes, ninguno ha tenido un hijo que haya desarrollado TOC; ya que han sabido reforzar actitudes y habilidades de afrontamiento funcionales. Por tanto, la psicoeducación es la clave fundamental para evitar que esto pueda suceder.

Nuestro hijo tiene TOC. ¿Es culpa nuestra? ¿Qué hemos hecho mal?

Aunque es habitual que, desde el amor y la preocupación, los familiares os hagáis este tipo de preguntas, es fundamental empezar a desligarse del concepto de la culpa. El TOC es un problema que no se deriva de un factor concreto sino de la conjunción de muchísimas pequeñas cosas que van sumando con el paso del tiempo. Existen factores de tipo biológico, relativos a la bioquímica del cerebro, los hay de tipo circunstancial, relativos a las vivencias y experiencias de la persona, y además están los de tipo psicológico, referentes a la personalidad de cada uno y al aprendizaje que ha realizado a lo largo de toda su vida. Es cierto que hay ciertas pautas de aprendizaje que uno recibe de otras personas y que pueden de alguna manera fomentar un estilo de personalidad obsesivo, pero no perdamos de vista que eso por sí solo, sin la unión con los otros factores, no hace que una persona desarrolle un problema como el TOC.

¿Hay un gen para el TOC? ¿Lo he podido heredar yo de mis padres? ¿Lo pueden heredar mis hijos?

No se ha identificado un gen específico responsable del trastorno; en cualquier caso no sería el único causante del TOC. En su desarrollo influyen tanto un vulnerabilidad biológica (un sistema nervioso simpático más reactivo, insuficiencia de un neurotransmisor llamado serotonina…) como psicológica (factores ambientales, educación recibida…).

Copyright © 2018 | | info@tengotoc.es