Centro autorizado por la Consejería de Sanidad.
Inscrito en el registro con el nº CS 12894
Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid
Contacte con Tratamiento Toc
Por teléfono: 91 002 32 82 / 661 556 495
Por e-mail: info@tengotoc.es
Estás en > > Mi hijo tiene TOC ¿Es culpa nuestra? ¿Qué debo hacer? .

Mi hijo tiene TOC ¿Es culpa nuestra? ¿Qué debo hacer?

Qué hacer si tu hijo tiene TOC ¿Es culpa Vuestra? ¿Qué debes hacer? TOC Infantil soluciones y consejos

El TOC de inicio en la infancia es más frecuente de lo que parece lo que ocurre es que suele estar sub-diagnosticado o mal diagnosticado bajo otros trastornos. La razón es que el TOC infantil es más difícil de diagnosticar porque: 

  • El niño no tiene conciencia de lo que le ocurre y de que eso pueda ser un trastorno.
  • El TOC genera en el niño desconcierto y culpa.
  • El niño suele ocultarlo.
  • El TOC pasa desapercibido para los adultos.

Todo ello hace que el tiempo entre la aparición de los síntomas y el inicio del tratamiento marque una etapa de malestar y dificultades en relación con los padres, amigos, actividades, rendimiento académico… que podrían ser subsanados con un diagnóstico y tratamiento precoces.

A los niños les resulta difícil explicar sus síntomas por lo que son los adultos los que deberían estar atentos, especialmente, a cambios en el humor y comportamientos que pudieran indicar que algo no va bien.

En caso de sospecha de que el niño padezca TOC se le debería llevar cuanto antes a un psicólogo que confirme el diagnóstico e inicie terapia

Como mensaje esperanzador indicarte que el TOC infantil tiene mejor pronóstico que el adulto, en un 50 % de los casos el TOC desaparece por completo. Es fundamental un tratamiento adecuado y el compromiso familiar, pregúntanos y te asesoreremos desde nuestra amplia experiencia.

Los familiares debéis de entender también qué es el TOC y aprender a actuar en las diferentes situaciones, para lo cual recomendamos grupos de apoyo como el de la Asociación TOC de Madrid

¿Cómo podemos distinguir si sus comportamientos repetitivos son un juego o un ritual obsesivo? ¿cuándo preocuparnos?

A determinadas edades es normal que los niños realicen juegos con elementos muy repetitivos u obsesivos. Por ejemplo: no pisar determinadas baldosas, colocar sus muñecos de determinada forma, llevar un objeto de la suerte para algún examen, etc

Es parte de su desarrollo y algo lúdico que no interfiere en el resto de su vida.

Sin embargo, si observamos que esas repeticiones o esos rituales se viven con ansiedad, son muy frecuentes, los lleva a cabo con angustia, se enfada, se irrita en exceso, o siente gran temor si no le dejamos que realice su ritual, o le interrumpimos, entonces, podemos estar ante un escenario que nada tiene que ver con el juego, si no ante algo limitante que le está afectando a nivel emocional, académico, o social.

Sería bueno, que si se dan estas señales de alerta hiciera una valoración un especialista. 

Palabras Clave:

académico…, cuándo, especialista, cómo, pregúntanos, diagnóstico, valoración, sub-diagnosticado, pronóstico, asociación, niño, estar, tiene, tratamiento, algo, ,

Preguntas frecuentes

Tengo mucho sentimiento de culpa porque creo que mi hijo lo ha heredado de mí

El desarrollo del TOC tiene que ver con varios factores, el componente genético por sí solo no es suficiente. Por tanto, ese sentimiento de culpa no te ayuda ni a ti ni a tu hijo y lo prioritario es ponerle en tratamiento profesional cuanto antes para que pueda tener una vida normalizada. No hay que buscar culpables sino soluciones.

Debe saber el entorno familiar y escolar que mi hijo/a tiene TOC?

Eso es una decisión muy personal. En muchas ocasiones el hecho de que el entorno familiar o el colegio lo conozcan sirve de excusa o justificación para realizar las compulsiones. Al ser algo conocido su hijo no tendrá la necesidad de seguir ocultándolo y no opondrá resistencia a las compulsiones; seguramente incluso pida la complicidad de los demás. Tener el TOC tampoco es motivo de vergüenza, no hay que tener miedo a lo piensen los demás, si decide contarlo debe ser con el objetivo de hacerles partícipes de los criterios a seguir para favorecer el éxito terapéutico, nunca para que se hagan cómplices del TOC. Espero que vaya bien.

Me surgen dudas sobre si tendría que contarle al profesor que mi hijo tiene TOC

Es conveniente que su profesor conozca la situación porque eso facilitará el entendimiento de determinadas situaciones que pueden producirse en clase. Además, al conocer el problema, puede colaborar en reforzar conductas que sean contrarias al TOC e incluso te puede proporcionar información valiosa para su tratamiento.

Mi hijo cada vez se aísla más en el colegio ¿tengo que obligarle a relacionarse?

Esta situación es consecuencia de su TOC y efectivamente suelen evitar las relaciones sociales porque les producen mucha ansiedad. En mi opinión, más que obligarle a relacionarse trataría de fomentar actividades que puedan motivarle y donde además podrá conocer otros chic@s con sus mismos intereses que puedan favorecer las relaciones sociales.

Mi hijo es demasiado ordenado, tiene manías, se empeña en dejar las cosas de cierta manera colocadas, hacer ciertas cosas de la misma manera siempre, es rígido, se resiste a los cambios y si son inevitables le ponen nervioso. No sé si tiene TOC, ¿que puedo hacer?

Por lo que dices, tu hijo no tiene por qué tener TOC, pero sí describes varios rasgos de una personalidad que con frecuencia podría evolucionar en un TOC. El orden excesivo, el tener que hacer las cosas siempre de la misma forma sin variaciones, la rigidez, son cosas que a veces pueden evolucionar en rituales y en un TOC, si bien otras veces no tiene por qué. Lo importante es fijarte en la medida en que tu hijo se ve impedido por este tipo de cosas que cuentas, si le genera dificultades en su vida cotidiana y si sufre. Si te preocupa, visita a un psicólogo valore si hay un TOC y es necesaria una intervención, o no.

Mi hijo tiene repite mucho ciertas conductas y hace rituales al acostarse, ¿es eso TOC?

En la infancia es normal que los juegos tengan un carácter repetitivo (por ejemplo no pisar las juntas de las baldosas, contar coches…), incluso los niños realizan ciertas actividades diarias como si fueran un ritual; eso es normal, les aporta seguridad. Estos rituales son vividos por los niños como una experiencia lúdica, les resultan placenteros, su interrupción no acarrea consecuencias negativas y por tanto no genera ansiedad. Los rituales obsesivos-compulsivos tienen como objetivo impedir que suceda algo malo o evitar un sentimiento negativo, van acompañados de ansiedad y su interrupción provoca irritabilidad en los niños, además interfieren en el funcionamiento corriente del niño y son percibidos como perturbadores por parte de los padres y de los profesores.

Mi hijo tiene TOC, se lava las manos constantemente. Nosotros como padres intentamos que no lo haga, pero nos manifiesta tanto sufrimiento si no lo hace que se lo acabamos permitiendo ante el temor de que se ponga peor con la ansiedad. No sabemos cómo actuar, ¿qué podemos hacer?

Efectivamente su hijo tiene TOC, y tenéis que tener claro que vosotros como padres no vais a poder resolverle el problema, ya que tiene un funcionamiento psicológico muy preciso que tendrá que tratar con un profesional. El TOC en un niño o en cualquier persona, puede causar mucha frustración a la familia o a las personas que están alrededor del afectado, que se esfuerzan por ayudarle, normalmente sin éxito, con la consecuente sensación de impotencia general que puede afectar a todos. Si ya le habéis intentado ayudar y veis que no podéis, no insistáis, pedir ayuda, acudid a un profesional.

Nuestro hijo tiene TOC. ¿Es culpa nuestra? ¿Qué hemos hecho mal?

Aunque es habitual que, desde el amor y la preocupación, los familiares os hagáis este tipo de preguntas, es fundamental empezar a desligarse del concepto de la culpa. El TOC es un problema que no se deriva de un factor concreto sino de la conjunción de muchísimas pequeñas cosas que van sumando con el paso del tiempo. Existen factores de tipo biológico, relativos a la bioquímica del cerebro, los hay de tipo circunstancial, relativos a las vivencias y experiencias de la persona, y además están los de tipo psicológico, referentes a la personalidad de cada uno y al aprendizaje que ha realizado a lo largo de toda su vida. Es cierto que hay ciertas pautas de aprendizaje que uno recibe de otras personas y que pueden de alguna manera fomentar un estilo de personalidad obsesivo, pero no perdamos de vista que eso por sí solo, sin la unión con los otros factores, no hace que una persona desarrolle un problema como el TOC.

Copyright © 2018 | | info@tengotoc.es